turismo100

March 20, 2017

Si Andalucía tiene una seña de identidad es su intenso mar de olivos. Una tierra pintada de verde que va desde Jaén hasta Cádiz de cuyos campos nace el oro líquido más famoso del mundo.

Las civilizaciones siguientes fueron tomando el olivo y sus productos como elementos indispensables de su dieta y vida. Una de ellas fue la romana, quienes alrededor del siglo II, convirtieron a la Bética la principal productora de aceite de oliva. Siglos más tarde, con la llegada de los musulmanes, las técnicas de recolección de aceituna mejoraron, las almazaras se actualizaron y el aceite se impuso como un ingrediente principal para la cocina; conservándose hasta nuestros días.

El olivo, un símbolo de prosperidad, paz y vida. Un árbol que puede vivir más de 1500 años. Una herencia centenaria que ha sido conservada durante siglos por nuestros antepasados. Un estilo de vida del que han vivido y viven miles de familias en nuestra tierra y que marca el sello de identidad de Andalucía.

El aceite de oliva virgen es un alimento con alto contenido en sustancias antioxidantes y vitaminas que, además, también es rico en otros compuestos naturales como los carotenos y polifenoles, compuestos antioxidantes que ayudan a prevenir la aparición de enfermedades crónicas como, por ejemplo, la enfermedad cardiovascular.

La Fundación Española del Corazón (FEC) reconoce que la ingesta diaria de aceite de oliva nos ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus componentes antioxidantes, que nos preservan ante la arterioesclerosis y reducen los niveles de colesterol LDL (malo).

El aceite de oliva es también rico en ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que ejerce una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos, reduciendo los niveles de colesterol LDL (malo) en sangre, a la vez que hace aumentar el colesterol HDL (bueno). Otro beneficio más que hace de este alimento, un jugo saludable. “La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta, contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo. Tanto el ácido oleico como el ácido omega3 son grasas insaturadas“, explica el Dr. Plaza; quien añade que, “para disminuir el riesgo cardiovascular y en general mejorar la salud, es recomendable volver a las viejas costumbres de la dieta mediterránea y utilizar el aceite de oliva como principal grasa de nuestra dieta“.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s